Hernia de disco: causas, síntomas y tratamiento

por | 29 julio, 2016

Una hernia de disco o una hernia discal ocurre cuando todo o parte de un disco de la columna se fuerza a pasar a través de una parte debilitada del disco. Esto ejerce una presión sobre los nervios cercanos o la médula espinal. En el artículo de hoy en el Blog de Clínica Mejórate, vamos a profundizar en las hernias de disco, principalmente en sus causas y síntomas.

Hernia de disco: causas, síntomas y tratamiento

Hernia de disco: causas, síntomas y tratamiento

Los discos intervertebrales son los tejidos que se ubican entre los huesos de la columna vertebral. Están compuestos por una parte central con una textura blanda, muy parecido a un gel, con un exterior duro.

El disco intervertebral crea una articulación entre cada uno de los huesos de la columna vertebral que les permite moverse. Cuando uno de estos revestimientos exteriores que rodea un disco se desgarra, la parte central puede sobresalir por la abertura, lo cual crea lo que se denomina como hernia de disco.

Causas

Las vértebras de la columna protegen a los nervios que bajan desde el cerebro por la espalda para formar la médula espinal. Las raíces nerviosas son nervios grandes que se desprenden de la médula espinal y salen de la columna por entre cada vértebra. Las vértebras están separadas por discos los cuales amortiguan y dejan un cierto espacio entre ellas.

La misión de los discos es la de permitir el movimiento entre las vértebras, lo cual nos permite hacer movimientos, como por ejemplo agacharnos.

¿Qué ocurre con los discos si están sometidos a una hernia discal?

Ocurre que el disco sale de su lugar, es decir, que el disco se hernia debido a causa de un esfuerzo a de una lesión. Cuando esto ocurre, puede haber presión sobre los nervios raquídeos,  lo cual lleva a que el paciente presente dolor o debilidad. La región lumbar de la columna es, comúnmente la zona más afectada por una hernia de disco.

Síntomas

Los síntomas de una hernia de disco en la región lumbar, se suelen manifestar con un dolor punzante en la pierna, cadera y glúteos, además de sentir debilidad en la misma pierna.

El dolor comenzará a notarse de una forma latente pero empeorará estando de pie o sentado, por la noche, al realizar movimientos bruscos como estornudar, caminar o agacharnos.

El dolor, el entumecimiento o la debilidad con frecuencia desaparecen o mejoran mucho durante un período de semanas a meses.

Tratamiento

El principal tratamiento para una hernia de disco es tiempo de reposo con analgésicos, seguido de fisioterapia. Siguiendo este tratamiento, la mayoría de los pacientes vuelven a la normalidad. Si este tratamiento no es efectivo, se reforzará con un tratamiento adicional, que puede incluir inyecciones de esteroides o cirugía.

Tratamiento

La mayoría de las personas mejora con tratamiento, no obstante hay pacientes que han seguido sufriendo de dolor tras el mismo, ya que pueden pasar desde varios meses hasta un año para poder no sentir dolor.

Prevención

Si nuestro trabajo implica hacer esfuerzos, por ejemplo trasladar peso o levantarlo, es recomendable tener las precauciones y los medios necesarios para realizarlos, ya que se pueden evitar ocasiones de riesgo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.