Osteopatía, qué es y para qué se usa

por | 22 diciembre, 2014

Osteopatía, qué es y para qué se usa

Osteopatía, qué es y para qué se usa

Osteopatía, qué es y para qué se usa

 

Según la define la Wikipedia “La osteopatía o medicina osteopática es una medicina alternativa desarrollada por Andrew Taylor Still, a partir de un sistema de diagnosis y tratamiento donde se pone una atención especial en la estructura y los problemas mecánicos del cuerpo. Se basa en la creencia de que los huesos, los músculos, las articulaciones y el tejido conectivo no solo tienen la función evidente de formar parte de nuestro cuerpo, sino que desempeñan un papel central en el mantenimiento de la salud.”

Según esta definición todos los sistemas de  nuestro cuerpo están relacionados, por lo que cualquier trastorno que afecte a cualquiera de nuestros sistemas, inevitablemente afectarán al resto de sistemas, por lo que tratando alguno de ellos se puede solucionar la dolencia el sistema afectado en primera instancia: por ejemplo al tratar y solucionar un hígado con un funcionamiento defectuoso veremos que el dolor que el paciente sufría en el hombre derecho desaparecerá.

La Osteopatía ha sido reconocida como tal en algunos países como EE.UU. en los que además se ha regulado para garantizar que se realice siempre una buena práctica de esta especialidad.
En España todavía no tiene el reconocimiento de actividad profesional legal, aunque los osteópatas están organizándose para que les sea reconocida legalmente la validez de su profesión. De momento se reconoce la osteopatía como una competencia del Graduado en Fisioterapia, lo cual es un comienzo.

Habrá quien se pregunte, además de lo explicado anteriormente, en qué consiste un trataminento osteopático. Pues bien consiste en el tratamiento de las disfunciones que se puedan encontrar en la columna vertebral, el sistema nervioso, el sistema muscular, las articulaciones, el cráneo, las vísceras. La base es la búsqueda del equilibrio corporal perdido a través de las manipulaciones articulares, por ejemplo, para conseguir reactivar los mecanismos de autocuración de nuestro organismo. Si hay algo que caracterice estos tratamientos osteopáticos es que no hay un tratamiento igual a otro, pues ningún cuerpo es igual a otro ni una dolencia igual a otra, podrán ser parecidos pero nunca iguales, por esto el tratamiento a aplicar dependerá de qué tipo de paciente encontremos, de qué tipo de lesión presente… para esto se realiza un exploración corporal para hacer una evaluación completa y así establecer cuál es el mejor tratamiento en cada caso.
Estos tratamientos, o manipulaciones osteopáticas, consisten en una serie de técnicas con el único fin de aliviar el dolor, promover la salud y restaurar las funciones perdidas.

En osteopatía existen ocho principios básicos, a saber:

  • Homeostasis: mecanismos autorreguladores de nuestro organismo
  • Holismo: principio de que el cuerpo funciona como una unidad y no como un conjunto de órganos
  • Circulación: es esencial que exista el movimiento de fluidos para mantener la salud.
  • Inervación: en la circulación los nervios juegan un papel protagonista, controlando los fluidos corporales.
  • Relación forma-función: existe una relación entre la forma del órgano y su función, y viceversa.
  • Autocuración: el cuerpo siempre intenta “arreglarse” por sí mismo, incluso cuando la enfermedad se lo impide.
  • Componente somático de la efermedad

Estos principios constituyen las guías básicas de la osteopatía y nunca se pueden cosiderar como leyes empíricas

Podemos hacer una clasificación disciplinaria dentro de la osteopatía, dependiendo de la parte del cuerpo a tratar:

  • Osteopatía visceral: Esta disciplina está enfoncada en el tratamiento y curación de órganos y vísceras. Mejoran su funcionamiento mediante la manipulación.
  • Osteopatía estructural: esta disciplina se ocupa de la columna vertebral y de los traumatismos.
  • Osteopatía craneal: como su nombre indica trata de los problemas craneales y de la influencia que puedan tener en el sistema nervioso central.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.