Placa dental y sarro

por | 17 Junio, 2016

La placa dental y el sarro son los principales causantes de problemas bucodentales como la gingivitis, caries o periodontitis. Por eso es tan importante saber qué son, qué los causa y cómo prevenirlos para que no deriven en un problema mayor.

Placa dental y sarro

Placa dental y sarro

¿Qué es la placa dental?

La placa dental es una capa pegajosa, de color blanquecino-amarillento y apenas visible que está compuesta entre otros por bacterias, saliva y restos de alimentos. El proceso que la forma involucra tanto elementos de la propia cavidad bucal como componentes bacterianos.

La placa se forma en nuestros dientes, encías y lengua de forma natural y constante por lo que no podemos evitar la aparición de ésta, pero sí podemos prevenir su excesiva acumulación y posterior calcificación (sarro) mediante el cepillado diario de los dientes y el uso del hilo dental y/o cepillos interdentales.

¿Qué es el sarro?

El sarro es un problema muy común si no tenemos una buena higiene bucodental y no eliminamos correctamente la placa, ya que como hemos dicho anteriormente el sarro se forma por la acumulación y posterior calcificación de ésta.

Si permitimos la formación y acumulación del sarro podemos tener graves problemas como: inflamación de encías (gingivitis), mal aliento (halitosis), caries, periodontitis, enfermedades sistematicas y problemas digestivos.

Al contrario que la placa, el sarro es fácilmente visible por lo que además de ocasionar problemas bucodentales serios también es algo muy antiestético para nuestra sonrisa. Al ser más poroso absorbe las manchas con más facilidad, por lo que si toma café, vino , té o fuma,  es importante que evite la formación de sarro.

Existen dos tipos de sarro dependiendo de su  localización: sarro supragingival, cuando se encuentra por encima de la línea de la encía y el subgingival o infragingival, cuando se encuentra por debajo de la misma.

 

Debemos tener en cuenta que en las zonas de difícil o imposible acceso para el cepillo (ya sea eléctrico o convencional) e hilo dental, se formará sarro. Una vez formado el sarro solo podemos eliminarlo poniéndonos en manos de profesionales. Por ello es conveniente realizar mínimo una higiene dental anual y así evitar patologías dentales debido a su acumulación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.