Tacones: Problemas de espalda y pies

por | 21 julio, 2016

La mayoría de mujeres son más que un complemento, unos zapatos de tacón realzan la figura y hacen sentir muy bien. Pero pese a lo que nos haga pensar en nuestra figura, la verdad es que los zapatos de tacón o tacones acarrean muchos más problemas de los que la gente piensa. Un sacrificio que beneficia a la imagen pero a la larga perjudica nuestra salud, y es que según un estudio realizado a las mujeres de Estados Unidos, 8 de cada 10 mujeres tiene molestias en los pies por el uso de tacones.

Tacones: Problemas de espalda y pies

Tacones: Problemas de espalda y pies

Muchos de estos problemas son causados en el número de zapato, ya que muchas mujeres calzan un número inferior al que les corresponde. Otro de los problemas es el tacón, que es mucho más alto que lo recomendable.

Los especialistas sugieren que un tacón adecuado ha de tener como máximo tres centímetros y debe de ser ancho, aunque el mejor de todos es el que posee esta altura, aunque con forma de cuña.

El uso excesivo de tacones puede derivar en problemas muy serios para los pies, molestias leves o severas en los pies, hinchazón, juanetes, dedos en martillo, callos, dolor de espalda, etcétera.

La parte delantera del pie se ve sometida a una presión muy elevada, debido al uso de tacones demasiado altos, ya que al andar de forma tan descompensada, el peso del cuerpo se apoya en los dedos de los pies.

La columna vertebral también se ve afectada por el uso de tacones demasiado altos, ya que provocan una inestabilidad a la hora de caminar y esto repercute en la columna.

Los pies, los protagonistas olvidados

Los pies son parte fundamental de nuestro cuerpo, nos permiten desplazarnos y realizar multitud de actividades cotidianas, correr, andar, bailar, etcétera.

A la vez que son muy importantes, también están muy olvidados. Casi el 80% de los españoles padece algún trastorno (aunque sea leve) en los pies, desde juanetes de sastre hasta inflamaciones.

Los podólogos reconocen que más del 70% de sus pacientes son mujeres y la mayoría de veces la operación que demandan es la operación para erradicar los juanetes. Al calzar tacones, se cambian todas las posiciones articulares del pie, es decir, el tobillo se queda más flexionado, lo que hace que la rodilla y la cadera también se flexionen, y así se incrementen las curvaturas en la espalda. A consecuencia de esto, se producen dolores a nivel lumbar y demás lesiones perjudiciales para la espalda.

Problemas musculares y desgaste

Al usar un tacón tan alto (los tacones de moda no bajan de 10 centímetros), al caminar con tanta inclinación queda un pierna muy estilizada pero la musculatura extrínseca de la pierna, especialmente los gemelos y el sóleo, se contraen y quedan más cortos de lo normal. Este acortamiento, debido a este acortamiento, cuando la mujer deja de usar tacones le acarrean fuertes molestias en los pies y dificultad al caminar.

Otro de los problemas que tiene el uso de tacones continuo es un desgaste en los huesos que puede acabar en artrosis en la rodilla.

¿Cuándo debo de preocuparme?

La mayoría de los pacientes que van a visitar al podólogo son mujeres que debido al uso de tacones, tienen molestias en los pies o alguno de los síntomas de los que hemos hablado. Los podólogos advierten que es recomendable observar los signos que nos alertan de que el pie no está trabajando bien, como dolores, callos o inflamaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.