Varices: Causas, diagnóstico y tratamiento

por | 7 junio, 2016

Muchos de nosotros sabemos que son las varices, sabemos reconocerlas a simple vista, pero ¿verdaderamente sabemos por qué se aparecen?, ¿cuál es su diagnóstico?. Estas y otras preguntas las resolveremos en nuestro artículo de hoy desde el blog de Clínica Mejórate, porque tú eres nuestra prioridad.

 

Varices: Causas, diagnóstico y tratamiento

Varices: Causas, diagnóstico y tratamiento

 

¿Qué son las varices?
Las varices, no son más que venas hinchadas a causa de una acumulación de sangre debido a la debilidad de las paredes y válvulas de las venas superficiales, a consecuencia de esto, las venas se ensanchan y dilatan, con lo que la sangre se acumula fácilmente cuando una persona permanece de pie durante mucho tiempo, lo que da lugar a la aparición de varices.

Es más común encontrar varices en mujeres que en hombres, llegando a ser 5 veces más común. La zona en la que es más común la aparición de varices es en las piernas, aunque pueden aparecer en otras zonas como el esófago.

 

Causas
Existen varias causas que promueven la aparición de varices, pero principalmente se destacan tres:

  • Válvulas defectuosas: las válvulas son las encargadas de transportar la sangre hasta el corazón, con lo que si alguna no realizan su función correctamente, la sangre puede amontonarse en la vena, lo que causa la hinchazón de la misma.
  • Trombos: la formación de trombos también provoca el mismo efecto. Los trombos suelen aparecer tras largos periodos de descanso en cama.
  • Embarazo: también suelen ser habituales en el embarazo, pero tras dos o tres semanas después del parto desaparecen.

 

Síntomas
Excluyendo la parte estética, la cual también tiene su importancia, las varices pueden dan lugar a varios síntomas que afectan de manera distinta a las personas, vamos a ver algunos de ellos.

  • Cansancio en las piernas: ocurre cuando se está mucho tiempo de pie, la sangre comienza a acumularse en las piernas y produce molestias. Este síntoma mejora al andar o hacer ejercicio con las piernas.
  • Dolores y calambres: de intensidad variable según la persona. Los calambres suelen aparecer de noche.
  • Hormigueo: Se da lugar cuando la postura de las piernas se encuentra mucho tiempo en la misma postura.
  • Hinchazones de pies y tobillos: aparece al acumularse el líquido extravasado a medida que avanza la enfermedad.
  • Venas dilatadas: Al avanzar la enfermedad, las venas se van dilatando, por lo que tienen que hacer curvas para adaptarse al espacio disponible.
  • Úlceras: aparecen cerca de los tobillos y son difíciles de curar, ya que se infectan con mucha facilidad.

 

Diagnóstico
Recomendamos que lo primero que ha de hacer el paciente es acudir a un especialista vascular. Tras varias pruebas y exámenes, se suele obtener información más detallada de la anatomía de la variz y sobre las opciones que se pueden barajar.

 

Tratamiento
Entre los tratamientos que se suelen aplicar de cara a las varices podemos encontrar el tratamiento farmacológico, el cual tiene como principal objetivo aliviar los síntomas y evitar que la enfermedad se expanda. Aunque también es posible someterse a cirugía para eliminarlas. Hoy en día, los tratamientos consisten en la eliminación de las varices desde la raíz, es decir, desde el origen.

El paciente puede someterse a un tratamiento quirúrgico o por otra parte recibir aplicación de calor mediante la utilización de un catéter con un láser o de un catéter con radiofrecuencia.

 

Pronóstico
El pronóstico del tratamiento frente a las varices suele ser bueno, aunque si las varices no están bien tratadas, afectarán a la calidad de vida del paciente, es decir, el paciente se verá afectado por dolores, molestias y demás estados que hemos visto en el punto de Síntomas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.