Fisuras Anales

¿Hay otra solución?

Desde hace mucho tiempo han ido apareciendo  tratamientos alternativos a la cirugía para enfermedades como las hemorroides y las fisuras, que son las más comunes del ano. Algunos de ellos han sido modas pasajeras, pero otros han conseguido demostrar su eficacia y mejorarla con el paso del tiempo. Hoy día estamos en condiciones de ofrecer una solución eficaz, sin cirugía, sin ingreso, sin dolor, sin baja laboral y asequible, para la mayoría de los pacientes que las sufren.

El dolor de la fisura puede ser controlado desde la primera sesión de tratamiento en la consulta con el método de infiltración con agentes neuromoduladores.Nosotros utilizamos en nuestros tratamientos por su gran eficacia, su efecto permanente y porque es inocuo para la salud, Lauromacrogol que provoca una  atenuación de la inervación amielínica del ano.

El resultado es espectacular, pues se consigue resolver de forma inmediata el infierno del dolor anal crónico desde la primera sesión de tratamiento en la consulta, siempre de forma ambulatoria y sin que sea necesario interrumpir la actividad normal.

La eficacia de este tratamiento es similar a la de la cirugía, pero sin sus inconvenientes y sin el riesgo de provocar incontinencia. Sea cual sea el tratamiento, es conveniente eliminar otros factores irritantes que podrían favorecer su reaparición a largo plazo. De todos ellos, el peor es la ansiedad que nos provocan los disgustos o desgracias que nos trae la vida, pero en ese terreno el médico no puede hacer nada más que prescribir sedantes. Lo que nosotros aportamos es el completar el tratamiento de la fisura eliminando también las hemorroides internas para evitar que su efecto irritante enturbie la sensación de alivio que se obtiene con el tratamiento y, al crecer, terminen provocando de nuevo enfermedad en el ano. 

Nuestros tratamientos

En una primera consulta informativa gratuita valoramos su caso, confirmamos el diagnóstico, planificamos el tratamiento y se lo presupuestamos a “precio cerrado” para evitar sorpresas finales.

Nuestra completa seguridad en nuestros tratamientos nos permite ofrecer a nuestros pacientes una garantía sobre el resultado. Aseguramos la rentabilidad de una inversión que, aunque no la cubren compañías aseguradoras ni Seguridad Social, ampliando el tratamiento tanto como sea necesario sin incrementos en el precio.