Consejos para el cuidado de los dientes de leche

Consejos para el cuidado de los dientes de leche

Los dientes de tu hijo están en riesgo de caries desde el momento en que aparecen por primera vez. Un diente de leche cariado puede no parecer una gran cosa, especialmente porque eventualmente se caerá. Sin embargo, un diente de leche cariado puede causar muchos problemas para el futuro de la salud dental de tu hijo.

Cuando tu hijo pierde un diente debido a una mala higiene bucal, esto impide que el diente permanente crezca correctamente. También aumenta las posibilidades de que ese diente permanente salga con una infección o caries.

La caries también puede afectar la capacidad de tu hijo para masticar y comer, lo que resulta en una salud nutricional deficiente, además, la pérdida prematura de los dientes puede hacer más difícil que un niño aprenda a decir ciertas palabras, lo que conduce a un impedimento del habla.

Lleva a tu hijo al dentista a partir de los 6 meses de edad

De acuerdo a los expertos, los niños deben comenzar a ir al dentista 6 meses después de que comienza la dentición. Sin embargo, las necesidades individuales de tu hijo pueden variar.

Comenzar temprano es una buena manera de detectar cualquier caries potencial o problemas dentales, también ayuda a que tu hijo se sienta cómodo yendo al dentista y le da el conocimiento necesario para proporcionarle el mejor cuidado.

Empiece a cepillar los dientes tan pronto como aparezcan

Debes comenzar a cepillarle los dientes a tu bebé, incluso si sólo hay uno, tan pronto como le salgan.

Usa un cepillo de dientes de cabeza pequeña con cerdas medianas y una pequeña cantidad de pasta de dientes, y cepíllalo por la mañana y luego antes de acostarse. Asegúrate de cepillar todas las superficies de los dientes.

  • La manera más fácil de cepillar los dientes de tu bebé es con ellos sentados en tu rodilla y con la cabeza apoyada en tu pecho. No a todos los bebés les gusta que les cepillen los dientes, así que no te preocupes si no logras cepillarle mucho al principio, sigue intentándolo.
  • Lo más importante es que tu bebé se acostumbre a la idea de cepillarse los dientes como parte de una rutina diaria y desarrolle hábitos de higiene dental. Has un juego alrededor de él para mostrarles su diversión y que no sienta nada de miedo, o cepilla tus propios dientes al mismo tiempo.

Limita de azúcar para proteger los dientes de su bebé

La causa principal de la caries dental es el exceso de azúcar,  por lo tanto, debes evitar el exceso de los alimentos azucarados como los dulces, pasteles y galletas. Además, no agregues azúcar a la comida casera.

  • Para los bocadillos, elije opciones como queso, verduras picadas y frutas frescas, y limita las golosinas ocasionales a las comidas.
  • Las bebidas también pueden contener mucha azúcar, especialmente las bebidas gaseosas y el jugo de frutas, y el ácido en el jugo de frutas también puede dañar los dientes.

Por lo tanto, ofrécele agua o leche en su lugar ten especial cuidado de evitar las bebidas dulces en una botella de fórmula, que son muy dañinas ya que, bañan los dientes con azúcar durante un largo período de tiempo.

Recuerda, inculcar hábitos de higiene dental a tu hijo, depende de ti, tan pronto broten los primeros dientes comienza a enseñarle todo sobre el cepillado y visita a un dentista para que tu pequeño se familiarice desde temprana edad con estos profesionales.