Cepillado de dientes en bebés y niños

Cepillado de dientes en bebés y niños

¿Es posible cepillar los dientes de los niños más pequeños?¿Debo comenzar a cepillar los dientes a mi bebé al aparecer las primeras piezas dentales? Todas estas cuestiones tienen respuesta. En Clínica Mejórate Torrevieja contamos con los mejores especialistas en salud dental durante cua, dispuestos a ayudarte, tanto para conserva una salud bucodental excelente tanto durante el embarazo, como para tu pequeño crezca con la mejor de las sonrisas.

Y es que, aunque muchas madres lo desconocen, la salud dental de los más pequeños comienza a fraguarse durante el embarazo y está íntimamente ligada a la alimentación que la madre tenga durante los 9 meses de gestación.

Si bien es conocida la importancia del ácido fólico durante este periodo, pocas madres saben hasta qué punto es importante tener una dieta equilibrada, que suministre al bebé el calcio preciso para la formación de sus primeras piezas dentales. Además, es importante que el aporte vitamínico a la dieta sea efectivo y abundante.

Tras el nacimiento, la leche materna es uno de los mejores aliados y deberemos controlar el uso de chupetes o tetinas sintéticas, ya que éstas pueden generar deformaciones en la boca de los más pequeños, concretamente en el paladar. Se estima que multitud de problemas en la posición de los dientes en la vida adulta están asociados al uso del chupete. Sin embargo, muchos expertos aseguran que debe haber un equilibrio entre el uso y el abuso de este elemento. Para conocer más acerca de cuánto debe utilizarse, puede consultar con su clínica dental de confianza.

El cepillado en bebés y niños menores de 3 años debe realizarse con cuidado, pero de forma periódica. Para ello deberemos emplear una pequeña gasa o paño, el cual mojaremos con agua tibia. Este procedimiento es interesante realizarlo después de las comidas, es decir, al menos 3 veces al día. Debe realizarse desde la aparición del primer diente y con especial cuidado antes de dormir, ya que durante la noche las bacterias se reproducen con mayor facilidad en nuestra boca.

Es conveniente evitar la pasta dentífrica al menos hasta los 2 años de edad, y dependiendo del peso y desarrollo dental de nuestr@ hij@. Si lo consideramos necesario, será a partir de esa edad cuando comencemos a emplear flúor o simplemente dentífricos fluorados. Es clave que el cepillo empleado para la limpieza dental de los más pequeños esté especialmente diseñado para ellos, sobre todo en lo que se refiere a la dureza de las cerdas, ya que si el cepillo es demasiado duro podría dañar la dentina de los dientes y acarrear problemas más adelante.

Para saber cuál es el momento perfecto para la primera visita al dentista de su hijo, puede consultar en su clínica dental. El especialista en los pacientes más pequeños se conoce como odontopediatra. Si su clínica dental de confianza posee uno de estos odontólogos en plantilla, la salud bucodental de su hijo estará en buenas manos durante los primeros años de su vida.

La formación y el buen desarrollo de los primeros dientes es clave para disfrutar de una sonrisa perfecta en la vida adulta. Algunos padres no dan la importancia que se merece a la primera dentadura de leche de los más pequeños. Ésta es la antesala de la dentadura definitiva, y por tanto nos previene acerca de posibles problemas en el futuro.