Ejercicios para el suelo pélvico

Los músculos del suelo pélvico son los encargados de innumerables funciones de nuestro cuerpo, algunas, tan importantes, como nuestro capacidad para retener la orina o el placer que sentimos con las relaciones sexuales. Cuidar esta parte del cuerpo es en ocasiones extraño, ya que no existen muchos ejercicios que se practiquen de forma cotidiana y que nos ayuden a mantenerlo en forma. Hoy, desde Clínica Mejórate, presentamos algunas de las técnicas y problemas que puede plantear esta parte del cuerpo.

 

Hipotonicidad e hipertonía

La disfunción del suelo pélvico suele estar caracterizada por dos tipos muy diferentes de causas. La primera está producida por una hipotonicidad de esta parte del cuerpo, es decir, del conjunto de músculos que componen esta parte del cuerpo. Sin embargo, también existen infinidad de problemas relacionados con la hipertonía de esta parte del cuerpo, es decir, multitud de problemas también se relacionan con un exceso de tono muscular en éstos.

Los problemas en el suelo pélvico suelen producirse entre las mujeres y las principales causas de que aparezcan suelen ser el embarazo y la menopausia, aunque también existen otros factores importantes como el sobrepeso o la obesidad, o simplemente la edad.

 

Problemas derivados

Entre los problemas derivados de la hipertonía del suelo está la incontinencia urinaria o mixta, así como otros problemas como cistitis o dolor pélvico continuado y sin aparente motivo.

Los principales síntomas son una frecuencia urinaria excesiva y urgente, que además puede ser intermitente. También puede presentarse problemas de dolor al orinar, así como dolor durante o/y después de practicar relaciones sexuales.

 

Los ejercicios de Kegel

Se conoce como ejercicios de Kegel a un conjunto de movimientos musculares que ayuda a mantener la tonicidad del grupo de músculos encargados de mantener el suelo pélvico. Sin embargo, es importante ponerse en manos de profesionales antes de comenzar a realizarlos. El porqué es que cuando se realizan de forma inadecuada o existen problemas previos pueden derivar en mayores problemas de los que pueden solucionar. En Clínica Mejórate somos especialistas en fisioterapia y ofrecemos tratamientos integrales que abarcan desde la podología hasta la osteopatía.

 

Localización y función

El suelo pélvico funciona a modo de base muscular que sostiene órganos tan importantes como el útero, la vejiga o la próstata. En las mujeres tiene mucho que ver con la vagina y su funcionamiento, por lo que la inmensa mayoría de pacientes que se presentan con problemas de este tipo son mujeres.

 

Principales consejos

Es importante ponerse en manos de profesionales que traten primero el exceso de tensión y después la hipotonicidad. Como elemento fundamental para el tratamiento de este problema, el cuidado personal es clave: no se debe realizar esfuerzo al orinar o tratar de hacerlo en menos tiempo, es decir, empujando.

Si se padece estreñimiento, consultar con un médico acerca de la dieta a seguir puede ser una solución interesante, ya que periodos prolongados sufriendo este problema pueden derivar en problemas con el suelo pélvico.

En casos extremos de hipertonía, un médico de familia puede tratar de paliar los efectos negativos con medicación específica. Relajantes musculares como el diazepan por vía rectal han mostrado eficacia en algunos caso, pero éste tipo de componentes no puede administrarse sin receta médica.

Al mismo tiempo, una buena postura, no aguantar demasiado las ganas de orinar, así como el yoga pueden mantener a raya a la temida incontinencia urinaria