¿El embarazo compromete tu salud dental?

¿El embarazo compromete tu salud dental?

Es posible que experimentes algunos cambios en tu salud bucal durante el embarazo. Los cambios primarios se deben a un aumento en las hormonas, particularmente un aumento en el estrógeno y la progesterona, esto puede exagerar la forma en que los tejidos de las encías reaccionan a la placa.

Algo que podrías no asociar con un embarazo saludable es el cuidado dental, pero los chequeos y limpiezas dentales regulares, junto con el cepillado y el uso de hilo dental con frecuencia, son importantes para una boca saludable y un embarazo saludable.

¿Cuáles  problemas dentales pueden presentarse por el embarazo?

Las hormonas del embarazo pueden causar problemas de salud oral, como gingivitis e inflamación, sangrado y encías irritadas. Las encías también pueden estar extremadamente sensibles y el cepillado y el uso de hilo dental pueden ser incómodos.

Si sufres de enfermedad de las encías o tienes problemas con tus dientes o encías durante el embarazo, tu dentista puede sugerirte que programes limpiezas con más frecuencia durante el segundo y tercer trimestre.

¿Hay algún procedimiento dental que deba evitar durante el embarazo?

Los procedimientos que no son de emergencia generalmente se pueden realizar durante todo el embarazo, pero el mejor momento para cualquier tratamiento dental es del cuarto al sexto mes.

  • Las mujeres con emergencias dentales que causan dolor intenso pueden ser tratadas durante cualquier trimestre, pero tu obstetra debe ser consultada durante las emergencias que requieren anestesia o cuando se prescriben medicamentos.
  • Durante el embarazo, sólo se deben tomar radiografías que se necesitan para emergencias.

¿Cómo mantener una boca sana?

Además de las limpiezas y exámenes dentales programados regularmente, el cuidado dental adecuado en el hogar puede ayudar a proteger las encías y los dientes de enfermedades y caries.

  • Cepillarte los dientes a fondo usando una pasta dental que contenga flúor dos veces al día.
  • Por lo menos una vez al día, usa hilo dental cuidadosamente entre cada diente.
  • También es importante no ceder con demasiada frecuencia a los antojos de embarazo. Trata de limitar tu consumo de golosinas azucaradas, pegajosas y dulces.

En su lugar, elijes frutas y verduras frescas y crujientes y otros alimentos nutritivos, ricos en calcio que sean menos propensos a causar caries.

Sí, los cambios hormonales pueden hacer que tus dientes sean más frágiles, por eso cuando sientas incomodidad asociada a tus dientes, acude al dentista, consulta antes con tu ginecólogo si eso te hace sentir mucho más tranquila.