Enfermedades periodontales y problemas cardiovasculares

Enfermedades periodontales y problemas cardiovasculares

Aunque es reciente la confirmación científica de la relación entre la salud periodontal y la cardiovascular, los expertos la sospechaban desde hace años. Esta semana, desde el blog de Clínica Mejórate –clínica dental en Torrevieja y Montesinos-, queremos hacernos eco de los últimos descubrimientos acerca de la relación que existe entre estas dos afecciones comunes, así como de algunos consejos para mantenerlas a raya.

Enfermedades periodontales

Con una tasa de incidencia muy alta, la enfermedad periodontal se ha convertido en el principal sospechoso en caso de pérdida dental en adultos. Y no es para menos, ya que se calcula que más de un 60 % de la población mayor de 50 años padece sin saberlo algún tipo de infección en el periodonto, es decir, en los tejidos que recubren y sujetan los dientes.

Entre las dolencias más comunes nos encontramos con la gingivitis como la más común. Esta afección se caracteriza por un ligero enrojecimiento e inflamación en las encías. Muchos pacientes reportan, además, problemas al cepillarse, ya que en multitud de casos se produce el sangrado de las mismas. La gingivitis no es un problema serio, pero requiere una consulta a su odontólogo o dentista, ya que una buena limpieza profesional, así como unos pequeños consejos para profundizar durante unos días la higiene bucodental, pueden evitarle caer en un estadio más agresivo, la periodontitis. Esta última es realmente peligrosa si no se trata y se caracteriza por un deterioro acelerado de los tejidos, produciéndose la temida retracción de las encías. Algunos pacientes reportan que sus encías han dejado al descubierto zonas antes ocultas por el periodonto; cuando sucede este fenómeno es más que probable que suframos periodontitis, que en caso de no tratarse adecuadamente, puede suponer la pérdida de piezas dentales.

Este tipo de infecciones bucales están producidas por diferentes bacterias fuera de control en nuestra boca. Este fenómeno puede producirse por multitud de factores, desde genéticos hasta por una mala higiene bucodental o por enfermedades autoinmunes. Sin embargo y a pesar de que la causa pueda variar, lo cierto es que la solución pasa, en el 90 % de los casos, por algo tan sencillo como una desinfección continuada de la zona.

Problemas cardiovaculares

Entre los problemas de este tipo más comunes encontramos la arterosclerosis, que según los últimos, está vinculada –en algunos casos- a la presencia de ciertas bacterias en nuestra boca, relacionadas con enfermedades como la gingivitis o la periodontitis. Según parece, estas bacterias son capaces de viajar a través de nuestro torrente sanguíneo y alojarse en las paredes de nuestras arterias produciendo una menor flexibilidad de las mismas y pudiendo generar conflictos muy graves ante, por ejemplo, un aumento repentino de la presión arterial.

Por suerte, y gracias a la labor de los investigadores, hoy sabemos a ciencia cierta que las distintas enfermedades periodontales son una de las causas de arterosclerosis más fácilmente evitable, ya que una visita al odontólogo puede atajar este problema. No conviene tomarlo a broma, pues, por su parte, una de las principales causas de mortandad en el mundo es el fallo cardíaco.

Si hace más de un año que no visita a su dentista, no dude en concertar una cita, ya que está demostrado que una limpieza anual disminuye drásticamente la posibilidad de sufrir este tipo de afecciones bucodentales. En Clínica Mejórate ofrecemos este servicio desde hace años y estamos comprometidos con tu salud y la de los tuyos. Desde un punto de vista integrador, nuestros profesionales ofrecen los servicios de una clínica dental en Montesinos y Torrevieja. Visita nuestra web y conoce de primera manos nuestras ofertas: www.clinicamejorate.com