Importancia de las emociones para el correcto desarrollo del niño

Importancia de las emociones para el correcto desarrollo del niño

Desde su nacimiento, los bebés experimentan un desarrollo no solo físico, que se expresa a través de los cambios de su cuerpo, sino también emocionales, a través de la expresión y reconocimiento de diversos sentimientos. Es importante que los niños aprendan a identificar sus emociones, porque de esto depende su adecuado desarrollo.

¿Qué son las emociones?

Las emociones no son más que los estados que cada persona desarrolla como respuesta ante estímulos del entorno que los rodea. Los niños experimentan todas las emociones, ira, miedo, alegría, tristeza, aunque no todos las reconocen o expresan de forma adecuada, es en este punto donde los padres juegan un papel fundamental.

¿Cómo influyen las emociones en el desarrollo de los niños?

Los bebés desde su nacimiento, tienen la capacidad de experimentar las emociones, lloran cuando tienen hambre, o cuando tienen frío, esta es su forma de experimentar la ira, o la tristeza. A medida que experimenta el desarrollo físico, también atraviesa un desarrollo emocional, es decir, experimenta nuevas emociones.

Es importante que los padres aprendan a reconocer las emociones de los bebés, y cuando estos son niños, los padres deben enseñar a los pequeños acerca de sus emociones, e indicarles que no se trata de que sean buenas o malas, sino que todas son esenciales.

En la medida en que tu hijo comprenda que sentir ira o enojo, tristeza, sorpresa, amor, es normal, estarás contribuyendo a un desarrollo emocional saludable.

Cuando los niños no aprenden a lidiar con las distintas emociones que experimentarán a lo largo de su desarrollo, surgen problemas, en especial problemas asociados con su forma de relacionarse. O problemas de aprendizaje que dificultarán su adecuado desempeño en la vida escolar.

¿Cómo puedo ayudo a mi hijo a identificar las emociones?

Tu hijo comenzará a experimentar nuevas emociones a medida que se desarrolla emocionalmente, y en muchos casos, no sabrá cómo lidiar con estas. La ira y la tristeza son las emociones más complejas para los niños, enseñarle a identificarlas y sobrellevarlas es muy importante, y tú eres esencial en el proceso.

Necesitas enseñar a tu hijo que las emociones son normales, que son lo que sientes, que ninguna es buena, o malas, que debe lidiar con todas. Ante problemas de ira, por ejemplo, los típicos berrinches porque no obtuvieron un dulce, o un juguete, habla con tu hijo sobre la ira, y que hay formas menos agresivas, de pasar por esta emoción.

En la medida en que logres que tu hijo reconozca sus emociones, estarás logrando un gran paso para su proceso de aprendizaje. Niños que llegan a la adolescencia sin saber lidiar con sus emociones son más procesos a tener problemas en su entorno social, familiar  y escolar.