Limpieza bucodental y prótesis removibles

Limpieza bucodental y prótesis removibles

La higiene bucodental es clave a la hora de envejecer bien. En los últimos años, numerosos estudios han certificado lo que muchos médicos intuían: las enfermedades periodontales están relacionadas con multitud de problemas de salud, algunos tan dispares como el Alzheimer, o la arterosclerosis.

Las enfermedades que atacan al periodonto – los tejidos que sujetan nuestros dientes –  son, estadísticamente, la principal causa de pérdida de piezas dentales en personas mayores. La gingivitis y la periodontitis están entre las más comunes, pero no son las únicas. Si bien estos problemas pueden atajarse de forma sencilla bajo la supervisión de un odontólogo, también pueden convertirse en crónicos y, como hemos visto, ser factores de riesgo para la aparición de otras enfermedades.  Se ha descubierto que las bacterias responsables de estas enfermedades bucodentales están presentes en el cerebro de las personas con Alzheimer y en las arterias de los pacientes de  arterosclerosis.

El tratamiento básico para eliminar y evitar que las bacterias responsables de estos problemas  hagan de nuestra boca -de nuestras encías- un hogar, pasa por una higiene continua y extremada. Este hecho es particularmente acertado en el caso de las personas que utilizan prótesis removibles, ya que sus encías están sometidas a una mayor presión bacteriana.

A menudo, son muchos los pacientes de prótesis removibles que sufren dolor en las encías, y es que la higienización de éstas en casa no es suficiente para lograr eliminar todos los restos y bacterias. Es indispensable que los pacientes de este tipo de prótesis acudan con regularidad a su clínica dental de confianza, en la que un dentista profesional realice una limpieza y revisión de la prótesis al menos cada cuatro meses. De este modo, se evitan problemas derivados del uso de las mismas, que pueden llegar a provocar problemas de encías.

El cuidado de las prótesis removibles debe, por supuesto, comenzar con una higienización diaria en casa. Es importante descansar de ellas cuando se pueda, ya que ejercen una presión muy grande sobre las encías y esto puede debilitarlas o inflamarlas, con lo que se vuelven más sensibles al ataque bacteriano. Además, también debemos limpiar, no sólo las prótesis con las clásicas pastillas limpiadoras, sino también nuestra boca y lengua una vez que las retiremos. Existen limpiadores linguales específicamente diseñados para procurarnos una mayor higiene buco-dental. Un ligero masaje en la zona de las encías con un cepillo de cerdas muy suaves puede estimular la correcta circulación de la sangre en esta zona periodontal.

Es importante saber que debemos estar atentos a nuestras encías: cualquier síntoma de inflación, cambio en la tonalidad o brillo, aparición de sangrado durante el cepillado, además de otros fenómenos, no deben ser considerados normales. Ante cualquiera de estos indicios, lo mejor es ponerse en contacto con su dentista. La última encuesta acerca de la salud bucodental de los españoles arrojó a este respecto cifras escandalosas; en torno a un 85 por ciento de la población mayor de 35 años presentaba algún tipo de problema en las encías. La periodontitis, una de las más peligrosas y principal causa de pérdida de piezas dentales, alcanza a entre el 15 y el 30 por ciento de la población adulta.

El riesgo de padecer dichos problemas disminuye de forma drástica cuando la higiene bucodental incluye el cepillado diario, así como una visita anual a la consulta del dentista, para realizar una limpieza profesional. Desde Clínica Mejórate te animamos a visitar nuestras clínicas de Torrevieja y Montesinos. Ofrecemos a nuestros pacientes una limpieza bucodental totalmente gratis.  Visita nuestra web: www.clinicamejorate.es y entérate de cómo contactar con nosotros.