Lumbalgia: cómo mitigar el dolor

Lumbalgia: cómo mitigar el dolor

En Clínica Mejórate, clínica de fisioterapia en Montesinos y Torrevieja, estamos convencidos de que la salud y el bienestar pueden encontrarse con sencillos hábitos. A lo largo de muchos años, hemos tratado en nuestras consultas numerosos casos de lumbalgia. Hoy, queremos hacer un repaso por las principales características y remedios naturales para esta dolencia.

Se conoce como lumbalgia a una dolencia aguda, normalmente debida al sobreesfuerzo de la zona lumbar, y que a pesar del dolor que ocasiona no debería –en caso de no existir otros problemas y complicaciones- llevar al paciente más que unas pocas semanas de recuperación.

El tratamiento de este problema en clínicas de fisioterapia especializadas es la mejor forma de devolvernos a una vida sin dolor de forma rápida. Sin embargo, detrás de esta dolencia pueden existir factores relacionados con el funcionamiento de nuestro organismo, nuestra alimentación, etc. Un enfoque holístico con la inclusión del osteópata visceral en el tratamiento, sirve al paciente para encontrarse mejor incluso durante el periodo de recuperación de la lumbalgia.

Además, existen algunos remedios naturales clásicos que pueden ser de ayuda: el hipérico, el romero y el sauce pueden ser de utilidad en la recuperación de este problema. El hipérico ha sido utilizado durante decenios para mitigar dolores de espalda e incluso ciáticas. Es importante saber que no debe aplicarse en caso de que el paciente esté bajo tratamiento antidepresivo. Por otra parte, y como ocurre con multitud de aceites esenciales, su uso tópico debe estar controlado por un médico y no debe emplearse en zonas expuestas al sol, pues puede provocar manchas en la piel.

El romero también es una de estas plantas milagrosas que nos proporcionan alivio muscular en momentos difíciles. Las clásicas friegas con alcohol de romero de las que hablan las personas mayores están muy lejos de ser un mito terapéutico; al contrario, el romero h demostrado ser más que útil como relajante y bálsamo muscular.

Por su parte, el sauce es conocido desde hace mucho tiempo por ser la fuente de la que se extrae la salicina, un componente con grandes efectos antiinflamatorios y analgésicos que encontramos en la famosa aspirina. Al igual que ocurre con ésta, el sauce está contraindicado en caso de problemas gástricos como úlcera, gastritis, etc. Tampoco es conveniente tomar sauce en caso de problemas de coagulación o durante la menstruación, ya que actúa como anticoagulante.

La lumbalgia puede aparecer con frecuencia durante el embarazo. En este caso, la mayor parte del problema reside en el peso extra que la parte baja de la espalda debe soportar. Si éste es el caso, consultar con médicos y especialistas antes de tomar productos naturales es importante, ya que multitud de aceites esenciales están contraindicados en caso de embarazo.

En caso de embarazo es imprescindible realizar una visita al fisioterapeuta al menos una vez al mes durante los nueve meses. Éste podrá realizar un seguimiento, tratamiento, asesoramiento y prevención logrando que no aparezcan o desaparezcan rápidamente los problemas de espalda, muy comunes en el 2º y 3er trimestre. Algunos consejos clásicos durante este periodo, comprenden el uso de zapatos con tacón bajo, es decir, ni alto ni plano, ya que favorecen una mejor postura. También es bueno controlar el peso en la medida de lo posible, ya que el sobrepeso es una de las causas de este problema. La postura al dormir o el ejercicio suave capaz de relajar las zonas clave forman parte del paquete de medidas de prevención básicas que los profesionales recomiendan.