Mitos y verdades sobre las fisuras anales

Mitos y verdades sobre las fisuras anales

Las fisuras anales suelen ser generadas por problemas de estreñimiento o al menos esto es una de las principales causas, y básicamente cuando se habla de fisuras anales se hace referencia a una herida que suele aparecer en el borde del ano.

 Aunque tener una fisura anal es un tema que no a todos les gusta compartir, es importante informarse respecto al mismo, ya que, muchos mitos han llevado al agravamiento del problema, algunos de los mitos y verdades sobre las fisuras anales se presentarán en adelante.

  1. Las fisuras anales son benignas pero suelen generar mucho dolor

Esto es verdadero, indudablemente las fisuras anales generan mucho dolor, de hecho según expertos algunas personas tomaron la decisión de quitarse la vida antes de seguir padeciendo este dolor, una muestra de la intensidad del mismo.

  • Tener una fisura anal es doloroso, pero la cirugía lo es más

Una fisura anal duele, esto ya ha quedado claro, pero el procedimiento quirúrgico que se lleva a cabo cuando lo hace un experto, no tiene por qué generar dolor, de hecho muchos pacientes afirman que tras la cirugía el dolor de la fisura anal disminuye considerablemente.

  • Las fisuras anales crónicas pueden aliviarse con pomadas

Completamente falso, ante la presencia de una fisura anal que se ha vuelto crónica, la única solución es la intervención quirúrgica, las cremas y pomadas no permitirán la sanación de la misma. Puedes paliar el dolor, pero el tratamiento para la fisura anal es la cirugía.

  • Las cirugías para las fisuras anales desarrollan incontinencia

Mucho se ha hablado al respecto y los pacientes comienzan a desarrollar temor acerca de este supuesto efecto secundario de la cirugía para fisura anal, pero esto es falso, nuevamente, cuando un profesional hace la cirugía no deberías experimentar ningún problema.

  • La fisura anal no te deja disfrutar de una calidad de vida adecuada

Esta condición no es para nada sencilla, el dolor que genera puede hacer que tu día sea una terrible pesadilla, tu estado de ánimo se irá al suelo y de seguro evitarás ir al baño, en efecto, tu calidad de vida se ve comprometida.

Pero no te preocupes, las fisuras anales pueden aliviarse a través de un procedimiento quirúrgico no muy complejo, de hecho suelen ser procedimientos ambulatorios, solo procura contactar a un experto a tiempo, si dejas que la condición se vuelva crónica el procedimiento quirúrgico necesario también será más complejo.