Pediatría en Torrevieja

¿Tiene tu hijo problemas respiratorios como bronquioitis, asma o neumonías?
¿Tiene siempre muchísimo moco, y recae con facilidad?

O mas bién

¿Tiene tu bebé colico del lactante, no se engancha a la teta al mamar  o te ha producido grietas?

O  quizás  te suena esto:
¿Tu hijo se cae muchísimo o le molestan mucho los ruidos y no le gusta la gente o le molestan muchísimo las etiquetas de la ropa o no consigue concentrarse?

¿Sabías que todas estas patologías se pueden tratar con fisioterapia pediatrica?

Preguntanos y te asesoramos para solucionar el problema de tu hijo/s.

 

Estos son las principales patologías que podemos tratar en los mas pequeños:

Fisioterapia Respiratoria Pediátrica. Bronquiolitis, Resfriados de vías altas, Laringitis, Otitis.

Todos los procesos respiratorios que sufren los bebés y los niños mejorarán y disminuirán las recaídas, disminuyendo e incluso eliminando la necesidad de medicación. Con técnicas respetuosas con el bebé y sus ritmos.

Fisioterapia especializada en solucionar problemas de lactancia materna.

Cólicos del Lactante, Reflujo, Estreñimiento, Plagiocefalia, Otitis, Tortícolis Congénita, Displasia y Subluxación Congénita de Cadera, Maloclusión, Bruxismo. Alteraciones de la succión en Lactantes.

Problemas del neurodesarrollo, como problemas motores o cognitivos, problemas del lenguaje y conducta, falta de equilibrio y coordinación, falta de atención
Evaluamos y tratamos las alteraciones de los músculos y del  esqueleto, y el desarrollo de niños y bebés.

Partiendo de una condición de salud del niño, somos conscientes, que pueden existir diferentes disfunciones en distintas estructuras corporales, que pueden afectar la actividad del niño y por lo tanto la  integración y participación en actividades cotidianas.

 

¿Cómo podemos solucionar todos estos problemas?

En primer lugar, llevaremos a cabo una exploración precisa del pequeño, con el fin de valorar las patologías  del niño.

En muchísimos casos, los problemas que encontraremos, están relacionadas con diferentes zonas del cuerpo y deberemos equilibrarlas , para  conseguir el rendimiento óptimo y crecimiento pleno del niño en todos los aspectos necesarios.

Las disfunciones mecánicas, que pueden dar problemas en el equilibrio y coordinación, pueden tener consecuencias en la atención y en el rendimiento académico de los más pequeños, siendo posteriormente la consecuencia de muchas patologías mucho más difíciles de tratar al estar ya instauradas y que darán como consecuencia problemas futuros en muchos campos de desarrollo e interacción.