¿Sabes cómo debes cuidar tu suelo pélvico?

¿Sabes cómo debes cuidar tu suelo pélvico?

El suelo pélvico es un conjunto de ligamentos y músculos, que se ubican en la pelvis, este proporciona el soporte a los sistema; digestivo, urinario, reproductor. De este depende funciones vitales, la sexualidad, la reproducción, la continencia de la orina, por eso, cuidar el suelo pélvico es primordial, a pesar de que muchos ni siquiera lo consideran.

El suelo pélvico, muchas veces no es tomado en cuenta, hasta que surgen ciertos problemas, como, incontinencia, prolapso, e incluso eyaculación precoz en el caso de los hombres.

¿Qué puedes hacer para cuidar el suelo pélvico?

Hay diversidad de cosas que puedes comenzar a hacer, para favorecer la salud del suelo pélvico, entre éstas se encentran:

  • Moderar o reducir la práctica de deportes de alto impacto, deportes como running, o aquellos que implican saltos continuos, son perjudiciales para el suelo pélvico, cuando se practican de forma continua. El impacto que se genera con estos deportes, es absorbido por los músculos del tronco, como el suelo pélvico.

Con cada salto, estarás debilitando el suelo pélvico, no se trata de no ejercitarse, sino de hacerlo de forma moderada, para no perjudicar esta parte vital del  cuerpo.

  • Practica yoga y Pilates, este tipo de actividades favorecen distintas partes del cuerpo, corrigen la postura, y además ayudan a fortalecer las zonas medias del cuerpo. Por eso se consideran imprescindibles para el cuidado de los músculos de la pelvis.
  • Realiza ejercicios de Kegel, estos son ejercicios orientado a trabajar precisamente el área de la pelvis. Son ejercicios para fortalecer el suelo pélvico, y consisten en la contracción del músculo pubocoxígeo.

Estos ejercicios lo deben hacer hombres y mujeres, para esto deben hacer contracciones como si estuvieses intentando retener la orina. Lo ideal es realizarlos a diario, durante  al menos unos 5 minutos.

  • Mantén una postura correcta en el inodoro, la forma en que defecas y orinas afecta tu suelo pélvico más de lo que imaginas, así como la postura que adoptas al hacerlo.

Lo ideal es que todos adopten la posición de squad al defecar u orinar, para ello se deben levantar los pies sobre un escalón, evitar curvar la zona lumbar, mantener el esternón hacia arriba, todo esto mientras estás sentado en el inodoro.

  • Evita levantar mucho peso, esto es especialmente importante en mujeres que han tenido un parto vaginal, ya que, en ocasiones, la musculatura vagina puede verse desprotegida por una rotura de la fascia, durante el parto. Antes de reeducar el suelo pélvico, se recomienda no cargar pesos superiores a los del bebé.  

Todo esto es lo que debes hacer para lograr cuidar el suelo pélvico, recuerda que esta es una parte importante del cuerpo y debes darle el valor y cuidado necesario, tu bienestar depende de esto.