Soluciones a problemas vasculares

Soluciones a problemas vasculares

Los problemas relacionados con el aparato circulatorio preocupan y mucho a aquellos que los padecen. Los más comunes: varices, hemorroides y fisuras anales son trastornos muy corrientes que pueden cronificarse si no se tratan de manera eficaz.

Si padece alguno de estas patologías debe saber que en la actualidad existen multitud de soluciones rápidas e indoloras que pueden acabar de forma inmediata con dolores, preocupaciones o complejos estéticos.

Las varices

Las varices son un problema que genera, además de un malestar estético, problemas asociados a largo y medio plazo. En Clínica Mejórate disponemos de nuevos sistemas capaces de mejorar la calidad de vida de los pacientes con varices de una manera rápida, indolora y sin interrupciones abruptas en nuestra rutina cotidiana.

Es común que aparezcan en las piernas, aunque también pueden aparecer en otras partes del cuerpo. A menudo están causadas por una insuficiencia venosa crónica producto de la herencia genética. Es importante saber que si éstas aparecen a edad temprana, pueden convertirse en un problema grave a largo plazo, así que a fin de prolongar la salud hay que pensar en poner remedio cuanto antes.

Los flebólogos, encargados de este tipo de problemas médicos, han mejorado de manera ostensible tanto el diagnóstico de este problema, como sus múltiples tratamientos hasta el punto de eliminar, incluso, en algunos casos, cualquier hospitalización o periodo de reposo.

Es interesante, además, contar con una aproximación holística al problema de las varices. En Clínica Mejórate contamos, tanto con los mejores tratamientos, como con fisioterapeutas especializados en problemas circulatorios, podólogos y osteópatas que nos permitan mejorar nuestra calidad de vida de forma drástica.

Hemorroides

Las temidas hemorroides son venas dilatadas en el interior de nuestro recto, y que al inflamarse producen dolores punzantes y continuos. La situación se agrava tanto en personas que permanecen mucho tiempo de pie, como en aquellos que pasan largos períodos sentados: conductores, oficinistas, etc. También suele asociarse este mal con el embarazo, ya que el aumento de tamaño del útero durante este período produce un aumento de la presión sanguínea en esta zona.

Si a estos hechos añadimos un problema de estreñimiento, el dolor puede tornarse tan importante, que la visita al médico se convierte en obligatoria. Los diferentes tratamientos a este problema van desde el uso de láser hasta la clásica hemorroidectomía en casos graves.

En nuestra clínica – www.clínicamejorate.com – tenemos a disposición de nuestros pacientes las mejores terapias de última generación, que ayudarán a mantener a raya este problema de una vez por todos, mediante procedimientos indoloros y rápidos.

Fisuras anales

La fisura anal aparece en forma de úlcera en la última parte del recto y produce un dolor agudo pese a que su tamaño es reducido. El mismo dolor causado por el problema es asimismo la causa de la contracción muscular involuntaria de la zona, una reacción refleja que impide la curación y convierte este problema en más complejo y duradero de lo deseable.

En muchos casos este problema está derivado de un estreñimiento continuado o crónico del paciente, lo cual favorece la aparición de estas úlceras. De manera que el primer acercamiento al problema pasa por la mejora de la dieta, encaminando ésta hacia una mayor ingesta de productos ricos en fibra.

En Clínica Mejórate tenemos los mejores tratamientos para este problema, sin hospitalización, anestesia y sin necesidad de solicitar baja laboral alguna. Además, todos nuestros tratamientos vasculares (varices, hemorroides o fisuras anales) incluyen un año de revisiones periódicas y precio definitivo sin cambios o sorpresas.