Suelo Pélvico

¿Tienes pérdidas de orina?
¿Te gastas un dineral en “compresas ultrasónicas”?
¿El sexo ya no es lo que era o tienes dolor cuando lo practicas?
¿Cuándo caminas sientes que “algo te pesa ahí abajo”?

TIENE SOLUCIÓN

Mitos sobre el pipi

“Yo con la supercompresa de Concha Velasco, nadie nota nada”
“Me han dicho que debo aguantar el pipi todo lo que pueda, así trabajo el suelo pélvico y no tendré pérdidas”

Tener pérdidas no es normal, y  tampoco somos camiones cisterna que deben aguantar el pis durante horas. Las pérdidas de orina nos ocasionan millones de incomodidades, como son el mal olor, el no poder realizar todo el ejercicio que quisiéramos o no poder desfrutar plenamente de una relación sexual por tener pérdidas mientras practicamos sexo. Existe un tratamiento especializado para este tipo de situaciones, donde se puede conseguir eliminar las pérdidas de orina y llevar una vida completamente normal, sin necesidad de tener que usar esas compresas incómodas de por vida. El uso de compresas cada vez es mayor, siendo casi un elemento indispensable para las mujeres, suponiendo un gran gasto a final de mes einfecciones si no realizamos un buen uso de ellas o una buena higiene. Eliminémoslas de nuestras vidas!

 

Mitos sobre el sexo

“Durante el sexo, me duele, me escuece, etc. es normal, después del parto todo se queda descolocado”.

NO ES NORMAL, a pesar de que durante muchos años se ha dicho que tras el parto la mujer debe tener una diminución de placer durante el sexo, todo ello es MENTIRA. Nuestras relaciones sexuales, gracias al tratamiento fisioterápico del suelo pélvico, puede ser completamente placenteras, sin dolor y sin molestias el escozor o el picor. En el tratamiento, se trabajan los músculos del suelo pélvico, para fortalecerlos o relajarlos, dependiendo de cómo se encuentren. El concepto “cuanto más apretado mejor”, no es cierto; en muchas ocasiones la disminución del placer durante el sexo o el dolor aparece por un exceso fuerza, por un cierre excesivo de la vagina, impidiendo así que la relación sexual ocurra con fluidez y sin dolor. Los picores y escozores relacionados con las relaciones sexuales, también pueden aparecer por este exceso de cierre, ya que al aparecer dolor, el cuerpo no lo recibe como algo placentero y no se lubrica correctamente la zona.

“Cuando das a luz, ya no lubricas igual, lubricas menos”. 

Nada más lejos de la realidad, podemos decir que esta lubricación depende de más factores que de haber sido mamá o no. Esta lubricación depende de la forma en la que se excite la zona, de que conozcamos nuestro cuerpo y sepamos lo que nos gusta para poder hacerlo durante nuestras relaciones sexuales. No tengamos miedo de decirle a nuestra pareja lo que nos gusta y como nos gusta, de buscar nuestro placer. La suma de ello, nos dará una buena lubricación que conseguirá que podamos tener sexo de forma placentera. El uso de lubricantes por estas razones también está a la orden del día, pero ¿el que utilizamos es el adecuado? Nuestras vaginas tienen un pH que debemos respetar y cada lubricante tiene unos componentes y un pH que puede irritar nuestra zona íntima, siendo más que un problema que una ayuda. Debemos elegir correctamente que tipo de lubricante es el adecuado para nosotras, con qué frecuencia debemos aplicarlo y que cantidades, ya que cada una de nosotras somos diferentes y tenemos nuestras propias necesidades.

“Algo me pesa ahí abajo cuando camino, serán los años, que me pesan”.

Muchas mujeres, se quejan de una sensación de tener “un peso ahí abajo”, durante todo el día, lo notan sobre todo cuando caminan. Ese peso, puede ser un PROLAPSO, pero…. ¿Qué es un prolapso? ¿algo que se cae? ¿algo que se sale? Un prolapso ocurre cuando una de nuestras vísceras, (útero, vagina, vejiga, etc.) pierde su posición, desciende en exceso y presiona nuestro suelo pélvico. Este tipo de problemas también son tratados con ayuda de la fisioterapia del suelo pélvico.

 

Mitos masculinos

“Los hombres no necesitamos trabajar el suelo pélvico”.

En la actualidad se habla mucho de todos los problemas relacionados con la mujer, pero todos estos problemas también se dan en hombres, SI, EN HOMBRES. Se habla mucho menos de los problemas que les afectan, pero al igual que las mujeres pueden sufrir problemas similares. Muchos hombres desconocen que todos esos problemas pueden ser tratados y que tienen solución.Desde la fisioterapia del suelo pélvico, tratamos pérdidas de orina, heces o gases en hombres, dolor durante las relaciones, dolor abdominal, etc.

No te quedes con las dudas, los cambios que notamos en nuestro cuerpo no siempre son normales ni se deben a la edad como todo el mundo nos dice. Consulta con tu fisioterapeuta todas tus dudas y preocupaciones, ¡te ayudaremos!